Una dieta sana para adelgazar

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, pero esto no quiere decir que debas atiborrarte: es tan importante como el resto de las comidas y debe ser equilibrado, saludable y adaptado a tus necesidades.

Suprimirlo tampoco es la solución. Saltarte el desayuno puede hacer que tengas más hambre y aumenten posibilidades de pasarte con las comidas que vienen después.

Al restringirlo, las ganas de picotear aumentan a medida que pasa el día y, a la hora de la cena, la ansiedad puedvencerte ‍. De nuevo, como cada persona, sus necesidades y objetivos, son un mundo, el equilibrio es la clave a la hora de definir una dieta. ¡Busca la solución mejor adaptada a tus necesidades!

te traemos también las mejores combinaciones de comida para poder hacer una dieta perfecta sin pasar hambre y sin tener ansiedad en las cenas. ¡Empieza con ganas la operación verano!

 

El horario ideal para tus comidas 

 -8:00 / 8:30. El desayuno es imprescindible, esta es una de las pocas ideas que comparten todos los nutricionistas. Es importante priorizar las grasas saludables junto con los hidratos de carbono de absorción lenta como el pan y los cereales, ya que por las mañanas los niveles de colesterol no aumentan.

Nuestra sugerencia: Tostada de pan Integral con tomate y aceite de oliva, un vaso de bebida vegetal y cuatro fresas.

 -11:00. Al mediodía nuestros niveles de glucosa descienden y nuestra sensación de hambre aumenta. Lo mejor para estas horas son las frutas y las proteínas para elevar la insulina en el cuerpo. ¡No caigas en la chocolatina de la máquina de la oficina!

Nuestra sugerencia: Tortitas de maíz o arroz sin sal y pavo en lonchas acompañado de una infusión de té.

13:00 / 14:00. A la hora de la comida… ¡Llena el vientre, pero no hasta que revientes! Es recomendable dejar 5 horas entre el desayuno y la comida, y comer hidratos de carbono junto a alimentos ricos en proteínas.

Nuestra sugerencia: Mezcla de ensalada con vegetales,, dos filetes de pollo a la plancha y de postre, fresas.

 

-16:30 / 17:00 . Algunos expertos recomiendan hacer solo la merienda en el caso de tener hambre (lo ideal es hacer entre 4 y 5 comidas al día). Pero recuerda lo que dicen: ¡la merienda y la siesta, bien sientan! Debe incluir algún lácteo junto a alimentos ricos en proteínas o ricos en grasas saludables.

Nuestra sugerencia: queso fresco batido y crema de cacahuete sin azúcar.

 

-20:00 / 21:00. Llega la cena, la comida que trae más quebraderos de cabeza. En cuanto al horario, lo recomendable es que se realice entre dos y tres horas antes de irnos a dormir.

Y cuando hablamos del alimento, nos encontramos un problema: tendemos a ingerir pizzas, hamburguesas, chocolate y ricos postres. Esto es porque nuestra mente nos felicita por haber comido bien el resto del día y decidimos premiarla con un caprichito alto en colesterol de “buenas noches”. Lo ideal es realizar una comida más ligera, ya que nuestro sistema digestivo trabaja más lento. De ahí la tendencia de no incluir hidratos de carbono.

Nuestra sugerencia: Mezcla de verduras con taquitos de jamón y merluza a la plancha, de postre yogur desnatado 0%.

translation missing: es.blogs.article.tags